Las fiestas de Orduña, conocidas también como las fiestas de Otxomaio, se celebran desde el año 1600 en honor a la patrona de la ciudad y el valle, Nuestra Señora de la Antigua. Esta arraigada festividad se inicia el 29 de abril con actos religiosos, pero el comienzo oficial tiene lugar el viernes 6 de mayo a las 21h con el lanzamiento del txupinazo.

Entre los atractivos turísticos que se preparan para esta multitudinaria conmemoración que se prolongan hasta mediados de mayo, se encuentra la gastronomía. El restaurante Hikei es un lugar acogedor de cocina moderna de alta calidad que se prepara para recibir a los visitantes de la pintoresca localidad situada a los pies de la Sierra Salvada.

Eventos y gastronomía en las fiestas de Orduña

La ciudad de Orduña, en la provincia de Vizcaya, alberga un amplio servicio turístico para alojar a los asistentes de la fiesta que disfrutan de concursos, conciertos, danza y teatro en el marco de los Otxomaio. Hikei, uno de los restaurantes más reconocidos de la zona, está pensado especialmente para quienes buscan complacerse con una cocina fresca, actual y de calidad en un ambiente familiar y acogedor. Es un espacio para el encuentro cuyo comedor está disponible exclusivamente en fin de semana y festivos, con servicio a la carta y un menú degustación, que durante las fiestas se reemplazarán por una única propuesta: el Menú Otxomaio, en el que no podrán faltar los populares perretxikos.

Sus propietarios, Iñaki Carazo e Itziar Reyes, enfocados en crear una gastronomía alejada del concepto de comida rápida, afrontan estas fiestas con ilusión y recomiendan reservar con anterioridad, ya que como toda fiesta, los Otxomaios atraen tanto a los locales como a los turistas que quieren disfrutan de ricos manjares.

Una celebración turística

Durante la celebración de las fiestas de Orduña tiene lugar el popular alarde de danzas vascas el 8 de mayo, día grande de las fiestas por ser el día de Nuestra Señora de la Antigua. Asimismo la quema del Bihotza el 15 de mayo, último día de fiestas, y el baño en el pilón, ponen fin a 15 días festivos. En este tiempo, los visitantes a la ciudad disfrutan, además de la característica belleza de su casco histórico, de un ambiente festivo inmejorable, ejemplo de convivencia y tolerancia.

El restaurante Hikei también forma parte de la oferta de bares de la localidad en los que poder disfrutar del famoso “poteo” vasco degustando alguna de sus gildas tamaño XXL acompañada de un buen vino o cerveza. Con un poco de suerte, tal vez alguno de los paisanos se arranque a cantar una bilbainada.

 

#

Comments are closed

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies