Orduña y sus encantos turísticos

Orduña y sus encantos turísticos. Orduña es una sorpresa continua para nuestros visitantes, tanto para el turismo cultural, gastronómico,  senderismo como para  la desconexión, en momentos de ansiedad.

En este blog os iremos desgranando, como  enamorados de nuestra ciudad, los bellos lugares y rutas, para que podáis conformar un plan que pueda satisfacer todas vuestras necesidades.

Empecemos a grandes rasgos: respecto a la ciudad, Orduña es un lugar tranquilo y acogedor con alrededor de 4200 habitantes. Es un lujo perderse por sus calles admirando los antiguos edificios, que conforman su casco antiguo, plenamente medieval.

El casco urbano se rodeó de muralla de la que aún se conserva el paño, desde la Casa Consistorial a Santa María, así como tramos intermitentes en distintas zonas de la villa. Un paseo medieval en un una ciudad de Bizkaia, circundada por tierras de Araba y Burgos.

Respecto a patrimonio monumental y cultural, Orduña cuenta con un recorrido de Iglesias, la mayoría del estilo gótico severo vasco, construidas durante el siglo XV-XVI dignas de guardar en la retina. Otro bello recorrido cultural son los palacios, barrocos y renacentistas, dónde a través de sus escudos se pueden ver todos los linajes que pasaron por nuestra ciudad.

Respecto a naturaleza, la ciudad de Orduña se encuentra a los pies de la Sierra Sálvada, escoltada por el inconfundible perfil de la cumbre Iturrigorri, Bedarbide, Txarlazo, etc.. un lujo para los sentidos.

Aunque sin duda, el lugar más espectacular es el Salto del río Nervión, cuyas aguas se despeñan casi  300 metros, formando la cascada más larga de toda la península Ibérica, pero tiene su misterio, es complicado ver el agua, en toda su plenitud. Solo, tras el deshielo de generosas nevadas o después de unos días de lluvias continuadas, el caudal del Nervión nos regala esta maravilla natural. No obstante, merece el viaje y el paseo, con el color verde intenso que otorgan los prados de siega y cultivos en el fondo del valle, y los bosques de quejigos y hayas en las laderas de la peña. Prometido.

En turismo de desconexión, nuestro baluarte es el Hotel Balneario Orduña, un lugar dedicado al reposo y al relax en un edificio de construcción neoclásica, sin desmerecer al resto de apartamentos, casas rurales y alojamientos dónde nuestros turistas repiten siempre.

Respecto a turismo gastronómico, en HIKEI ORDUÑA, restaurante de referencia en la ciudad además de sorprenderos con nuestros platos os aconsejaremos una ruta a medida, para que disfrutéis de todos los manjares que ofrece nuestra ciudad.

Orduña os espera, como siempre, con los brazos abiertos.